Lechada azulejos piscinas

En nuestro sector nos encontramos con piscinas revestidas de todo tipo de materiales, liner, micro cemento, azulejos, gresites, etc.

De todas ellas, las que necesitan nuestro servicio de lechada son las que se encuentran revestidas de gresites y azulejos. Estos materiales, al ser colocados con un cemento especial, dejan unas llagas blancas, en general, implacables y muy vistosas, que hacen que nuestra piscina sea más bonita aún si se le une un agua limpia y transparente

 

web-LECHADA Lechada azulejos piscinas - Alespool

 

Los gresites son impermeables, fáciles de instalar y limpiar. Tienen una durabilidad y resistencia mayor que cualquier otro revestimiento, ya que soporta muy bien los cambios bruscos de temperatura. Los hay de colores muy diversos y son, entre otros tipos de revestimientos existentes, los que más se utilizan.

Desde nuestra experiencia, es recomendable realizar una lechada cada 5 ó 6 años, siempre usando productos adecuados para estos tipos de trabajos. En el caso de usar un cemento más convencional puede que la lechada sólo le dure 2 años, teniendo en cuenta cómo se ha estado tratando la piscina, es decir, los productos químicos que se han usado. Siempre se recomienda que sean  dosis adecuadas y que sean productos de calidad, en caso contrario, esas llagas se pueden ir oscureciendo, atacadas por los microorganismos del agua y, en muchas ocasiones, pueden ocasionar la caída de dichos gresites.

Nuestra empresa garantiza en este servicio el hecho de  que no tenga que realizar la lechada de su piscina en un corto periodo de tiempo ya que utilizamos productos de calidad superior, homologados y comprobados para dichas funciones, y las herramientas necesarias`para ello.

Para realizar una buena lechada,y una vez que tenemos el vaso de la piscina vacío,  se procede a hacerle una limpieza a fondo con pistola a presión y producto adecuado para desincrustar toda la suciedad de paredes y suelo, así como limpiar todo el cemento deteriorado. Una vez limpio el vaso completamente aprovechamos para limpiar la corona de la piscina. Una vez limpia y seca, se procede a lechar con cemento blanco especial y de calidad las paredes y fondo de la piscina. En caso de que se haya caído algún gresite, o no presente un buen aspecto,se repone o se sustituye en ese momento. Una vez realizada la lechada, dependiendo de la temperatura, habría que esperar para su secado y poder empezar a llenar la piscina. Esto se hará de una manera suave, es decir, no poner el chorro a presión ya que el impacto del agua sobre el suelo puede dañar la zona de lechada. Se recomienda la utilización de una manguera para el inicio del llenado.

 De todas ellas, las que necesitan nuestro servicio de lechada son las que se encuentran revestidas de gresites y azulejos. Estos materiales, al ser colocados con un cemento especial, dejan unas llagas blancas, en general, impecables y muy vistosas, que hacen que nuestra piscina sea más bonita aún si se le une un agua limpia y transparente.

 

LECHE-1 Lechada azulejos piscinas - Alespool

 

Los gresites son impermeables, fáciles de instalar y limpiar. Tienen una durabilidad y resistencia mayor que cualquier otro revestimiento, ya que soporta muy bien los cambios bruscos de temperatura. Los hay de colores muy diversos y son, entre otros tipos de revestimientos existentes, los que más se utilizan.

Desde nuestra experiencia, es recomendable realizar una lechada cada 5 ó 6 años, siempre usando productos adecuados para estos tipos de trabajos. En el caso de usar un cemento más convencional puede que la lechada sólo le dure 2 años, teniendo en cuenta cómo se ha estado tratando la piscina, es decir, los productos químicos que se han usado. Siempre se recomienda que sean  dosis adecuadas y que sean productos de calidad, en caso contrario, esas llagas se pueden ir oscureciendo, atacadas por los microorganismos del agua y, en muchas ocasiones, pueden ocasionar la caída de dichos gresites.

Nuestra empresa garantiza en este servicio el hecho de  que no tenga que realizar la lechada de su piscina en un corto periodo de tiempo ya que utilizamos productos de calidad superior, homologados y comprobados para dichas funciones, y las herramientas necesarias para ello.

Para realizar una buena lechada, nosotros seguimos los siguientes pasos:

Se vacía la piscina completamente, siempre hay que usar una bomba de achique para terminar de sacar el agua que queda en el vaso y procedemos  a  desmontar los focos, los impulsores, la rejilla, sacamos la cesta del skimmer y se deja todo limpio para volver a colocar después de la lechada.

Una vez que el vaso de la piscina está vacío, se procede a hacerle una limpieza a fondo con pistola a presión y con el producto adecuado para desincrustar toda la suciedad de paredes y suelo, intentando que todo quede lo más saneado posible, así como limpiar todo el cemento deteriorado.

Aprovechamos para limpiar la corona de la piscina, primero se cepilla con cuidado y  luego se le pasa la pistola a presión, ya que del tiempo y del uso se va oscureciendo con la suciedad incrustada, dejándola limpia y bonita.

Al día siguiente que la piscina está ya limpia y seca, procedemos a preparar el cemento blanco, siempre de la mejor calidad, y especial para piscinas. Se empieza a lechar con bastante esmero y cuidado, para que no se queda nada sin cubrir, se va reponiendo los gresites que se hayan caídos, y si alguno presenta mal aspecto o está roto se repone en ese momento. Se va echando el cemento y con la plana se va extendiendo por todas las llagas y los rincones del vaso, y una vez que va secando se va retirando el cemento sobrante de los gresites con una esponja, para quedar un trabajo bastante bueno y bien hecho.

 

LECHE-2-1 Lechada azulejos piscinas - Alespool

 

Una vez realizada la lechada, se procede a poner de nuevo ya limpio, los focos, los impulsores, la cesta del skimmer, la rejilla. Y se deja todo recogido.

Dependiendo de la temperatura, habría que esperar para su secado, una vez que se pueda empezar a llenar  se debería hacer de una manera lenta y suave, para que ello no perjudique en ningún momento la lechadas, no es conveniente poner un chorro a presión porque esto dañaría la zona de lechada. Se recomienda la utilización de una manguera para el inicio del llenado.

Cuando se vuelve a llenar la piscina, siempre tendrá un poco de polvo blanquecino, pero ese polvo con su filtración irá desapareciendo sin ningún problema.

Ya está preparada la piscina, siempre intentando que nuestros clientes queden satisfechos al 100% y que el resultado sea inmejorable.

 

 

 

Escribir un comentario


index Lechada azulejos piscinas - Alespool
Refescar