filtro-de-arena-para-piscinas filtro de arenas para piscinas

Filtro de arenas para piscinas

El mantenimiento de una piscina conlleva muchos cuidados, aparte de la limpieza del vaso con el barrefondo, de ponerle sus productos químicos dosificados y de recoger todo lo que en ella se deposita en suspensión, hay un servicio que es fundamental que se tenga también en cuenta, es tener un arena limpia y saneada en el filtro de nuestra depuradora, esto hará que cada vez que filtre el agua del vaso por ella, recircule para volver a la piscina limpia y sin impurezas.

Hoy en día, no se puede hablar sólo del cambio de arena, existe también el vidrio, la arena se recomienda cambiarla cada 5 o 6 años, mientras que el vidrio da una duración de por vida. Hay que tener en cuenta que si el agua es de pozo se deteriora mucho más la arena ya que se forman bloques y hacen que el funcionamiento sea más forzoso.

Todo tiene su explicación, la arena al ser más porosa se contamina y hay que lavarla y cambiarla, mientras que el vidrio al no ser poroso las bacterias y las algas no se quedan agarradas en el filtro.

Como empresa especializada en este servicio os informamos que si no sabéis cuando se cambió la arena por última vez, o notáis que el agua a pesar de sus horas de depuración, no se pone transparente, es hora de hacer ese cambio. Otro indicador de ello es el manómetro, que se encuentra en el filtro, si después de varios lavados se queda en la zona roja, está alertando de que hay que cambiar la arena.

Los pasos que nosotros seguimos para ello son los siguientes:

Se retira la arena sucia del filtro y se quitan los colectores.

Limpieza del filtro, se introduce una manguera a presión para quitar cualquier incrustación.

Colocación de los colectores nuevos, estos colectores son piezas plásticas que impiden el paso de la carga filtrante hacia la piscina. Una avería muy habitual es ver silex en la zona de las boquillas de impulsión, esto puede provocar que ya no haga su función correctamente.

Reposición de arena o de vídrio, la cantidad recomendada dependiendo del tamaño del filtro.

Retirada del material sustituido, todo se deja completamente limpio.

Otra cosa que solemos tener en cuenta al hacer un cambio de arena, es comprobar que la junta del filtro se encuentre en buen estado, en el caso de no ser así, habría que cambiarla, porque ello conllevaría a pérdida de agua, puede estar ya pasada del uso o puede estar deformada. Es importante que se coloque la correspondiente a la marca de su filtro, de no ser así, también podría dar problemas.

En el caso de cambiar de arena a vidrio, los pasos serían los mismos.

 

Una vez hecho todos los pasos, se pondría en marcha el equipo de depuración para comprobar que todo se ha quedado perfecto.

Existen tres tipos diferentes de filtros:

Filtros de arena. Mediante una bomba generalmente autocebante se hace circular el cuerpo de agua de la pileta a través de un filtro para pileta. Este filtro consiste en un envase resistente a la presión que aloja en su interior un material filtrante. Generalmente un material filtrante bien conformado y de buena calidad y capacidad filtrante está formado por arena, piedra fina, cuarzo y antracita

Filtros de cartucho. Los filtros de cartucho basan la limpieza en cartuchos reemplazables, que duran aproximadamente un año y deben limpiarse cada semana. Su funcionamiento es similar a los filtros de diatomeas, salvo que la filtración se realiza sobre la base de materiales manufacturados. La gran ventaja es la facilidad de limpieza y su instalación.

Filtros de diatomeas. La diatomita o tierra de diatomeas — también conocida como DE, TSS, diahydro, kieselguhr, kieselgur — es una roca sedimentaria silícea formada por micro-fósiles dediatomeas, que son algas marinas unicelulares que secretan un esqueleto silíceo llamado frústula.

Escribir un comentario


index filtro de arenas para piscinas
Refescar